viernes, 15 de marzo de 2013

ESCÁNDALO

NOTA:  comenta en el apartado de la derecha SE VALE COTORREAR sin necesidad de cuenta>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>
Relámpago Escándalo by A.S. on Grooveshark
Escucha las canciones, hazlo por la señora gorda.


Existe una frase que se le atribuye a Álvaro Obregón y reza como sigue: ¡Dios me libre de un pendejo con iniciativa! Sirva la  súplica del caudillo como caballito con tequila para entrar en calor.

 Obregón, también conocido en la esfera política como el recto, nunca dio su brazo a torcer.


Hasta hace dos días, la tranquilidad que reinaba  sobre  mi familia y yo  en la calle que vivimos,  fue profanada, quebrantada por  los pininos artísticos de mi vecina (abogada egresada del Universidad ICEL ,  hija de la dueña y habitante del edificio en que mis padres rentan. Como parte del anecdotario  con que pretendo orientar a los lectores para que asimile un poco la personalidad de quien hablo, mencionaré lo siguiente: ha fracturádose la mano por golpear la pared durante  discusiones con Edith, su exnovia, por lo menos tres veces desde que vivo aquí; peleó contra un hombre  y ganó el combate;  durante el temblor del 2010 ocurrido a las dos de la mañana, bajó al estacionamiento como dios la trajo al mundo de la cintura para arriba -mi hermano supone que ella completaba una serie de lagartijas [yo le respondí que unos cristos en la barra del armario] cuando el sismo la tomó por sorpresa-). El motivo: Acción Poética

Se preguntarán ¿qué carajos es eso? pues todo se resume a un colectivo que pretende compartir versos poéticos por medio de la intervención de muros en las urbes mexicanas (con un alcance que ya rebasó los límites geográficos). ¡Híjole! suena como a trabajo digno de un Sinquéhacer.


Ejemplo de un Sinquéhacer


Dicho lo anterior,  mi  fémina colindante hizo lo propio sobre el muro de la entrada de mi domicilio. Eran las ocho de la mañana cuando tuve la fortuna de salir con rumbo a la universidad, mientras la incipiente muralista ejecutaba su pieza. Al principio pensé que escribía el número correspondiente al edificio. Después pensé  que la construcción pasaba por un problema jurídico y ella, en condición de litigante, disponía de los recursos necesarios para evitar un problema mayúsculo, como aquellos predios en disputa, adornado con leyendas o mantas que advierten la situación jurídica. Imaginen mi cara de sorpresa cuando intenté confirmar mis suposiciones.




Los comentarios de mi familia (principalmente de mi madre y hermano)  no se hicieron esperar: 'pinche vieja ridícula', '¿es abogada y hace esas mamadas? que no mame, pinche lesbiana, parece que está dolida...'  La descalificaciones surgen porque la conocen y saben que no piensa como ellos quisieran, pero sobre todo, porque les parece de muy mal gusto,  de nacos. ¿Hasta qué punto me molesta? No lo sé. Mi hermano dijo que lo peor del caso es que nos van a cargar el muertito a nosotros dos, pero para ser sincero, a mí me hace mucha gracia en la medida en que ellos se avergüenzan. Hasta el momento en que escribo esto,  la tirada es que comenzarán a buscar otro departamento y nos mudaremos. 


La prueba fehaciente del escándalo. Al parecer, Escandar Algeet es el responsable. Hasta en el nombre lleva humor invountario. Hijo de la chingada.




No me pronuncio en contra de la Poesía ni de la Poética;  encuentro complicada su comprensión (ya no digamos su composición).  LO QUE ME IRRITA, es que confundan la poesía  con lo bello, y lo emocional con lo sentimental y además, se cuelguen de los versos por pretención. No es más que cráteres de identidad. 

Otra cosa muy molesta: la necesidad de pensarse obligados a cambiar al mundo. El pobre discurso que contiene el sitio (y supongo que mi vecina) tampoco dice exactamente qué es  lo que buscan. ¿Difusión? Dado el carácter íntimo de la Poesía, pienso como futil el ejercicio de intervenir muros para compartir  versos ¿por qué? porque el aura de la que hablaba Walter Benjamin se pierde, pero  sobre todo, porque  la  ridiculiza.  Prometo hacer un espacio en las próximas entradas para resolver el misterio de la significación de mi vecina (con su propio testimonio).



Aunque no tengo nada en contra de mi vecina, creo que llevó eso de llamar la atención, al siguiente nivel.  Imagino que planeó todo al ritmo de All The Things She Said del grupo T.A.T.U.  


Después de meditarlo un poco, se me hace que sí está dolida.

Y PENSAR QUE, ANTAÑO, MI MADRE QUERÍA EMPARENTARME CON ELLA.

3 comentarios:

  1. Las etiquetas del post son una joya en si mismas

    ResponderEliminar
  2. Tienes estilo viejo!!!, se nota que no te tallas los ojos al despertarte.

    ResponderEliminar

SE VALE COTORREAR